info@ethospsicologos.es | Tel: 911 818 039
Novedades

Novedades

EFECTO NOCEBO

 

       Toda substancia que introducimos en nuestro cuerpo tiene hasta cuatro efectos sobre él. Por un lado, un efecto  beneficioso y otro negativo  debido a la composición química de la sustancia. Ejemplo: La aspirina quita el dolor de cabeza (efecto positivo) y puede provocar ulceras estomacales (efecto negativo). Además de esos efectos puede tener otros dos efectos uno positivo y otro negativo que dependen de lo que pensamos que nos puede provocar la sustancia y no de las reacciones químicas. Ej: La aspirina tranquiliza (efecto positivo o efecto placebo) y la aspirina provoca diarreas (efecto negativo o efecto nocebo).

¿Qué es el efecto nocebo?

       El efecto nocebo son las consecuencias negativas de tomarse cualquier  compuesto químico activo o inerte, que no se deben a los mecanismos químicos propios del compuesto. Actúa en contra del paciente sumando sus consecuencias negativas a las propias que podría tener el medicamento en sí. Se diferencia del efecto placebo, en que, las consecuencias de este último son positivas.

¿Cuáles son los mecanismos psicológicos del efecto nocebo?

       Aunque el efecto placebo esta está bastante estudiado y se sabe que influye la forma, el color, el número de veces que se toma y  el efecto Hawthome entre otros,  su hermano perverso, el efecto nocebo,  no está tan estudiado. Lo que ha podido ser demostrado, es que el responsable  del efecto nocebo es el sistema nervioso central es decir el cerebro, el cerebelo el tallo encefálico y la medula espinal).

       Los mecanismos psicológicos responsables son: Las instrucciones de cómo ha de tomarse el medicamento,  la información que recibe la persona  del medicamento o sustancia,  las experiencias previas propias o aprendidas de otras personas  que haya podido tener la persona en relación a la sustancia y las expectativas previas  que tiene la persona sobre la sustancia.

 

¿Por qué es importante el efecto nocebo en medicina?

       El efecto nocebo es importante en los tratamientos de medicina porque los efectos negativos del efecto nocebo se suman a los propios efectos secundarios del tratamiento y el paciente puede llegar a la conclusión que está mejor con la enfermedad que con el tratamiento, y lo abandone.

¿Cómo minimizar el efecto nocebo?

       Lo primero es confiar  que si un medicamento tiene efectos adversos importantes y frecuentes el medico nos lo va a decir. Siempre hay que fiarse del médico en esto y no consultaremos en Internet sobre el tratamiento o medicamento. En Internet siempre están los casos malos y generalmente extremos. Casi nadie gasta tiempo en poner en Internet que su tratamiento le fue bien o muy bien.

       Nos fiaremos del médico  y no consultaremos internet. Si sentimos que tenemos efectos adversos del medicamento, preguntaremos al médico, que para eso le pagan, y seguiremos sin consultar internet.

       Sobretodo nunca, jamás, bajo ninguna circunstancia, leer el apartado de efectos secundarios de los prospectos de las medicinas.

        En niños es importante poner buena cara cuando se administra el medicamento y decirle que seguro que funcionara, si le decimos que un hada  nos lo dio la medicina  funcionará mejor.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

1 Comment

  1. Pingback: Segismundo y el Efecto Nocebo » » ETHOS psicólogos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

;
logopie

Tel: 911 818 039
info@ethospsicologos.es
Eras de San Isidro, Nº 1, 1º C.
28805 Alcalá de Henares. Madrid

madrid Centro Sanitario autorizado por la Comunidad de Madrid. Inscrito en el Registro Sanitario con nº CS11625

Log In

create an account

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies