Novedades

Novedades

Segismundo y la adicción al juego.

Hoy es un mal día para Seguismundo, acaba de pinchar la rueda del coche y está en la barra del bar tomándose un café mientras espera que vengan a por él. Juega con la vuelta del café mientras piensa en los 100 euros que le va a costar cambiar la rueda y como eso, no le viene nada bien este mes. Mira la máquina tragaperras del bar y para pasar el tiempo, echa los 60 céntimos, con tan buena suerte que gana el premio gordo de 120 €. ¡No solo puede arreglar la rueda pinchada sino que encima ha ganado 20 euros! ¡Qué fácil es ganar dinero así! (Fase de ganancia). Según pasan los días y los meses sigue echando dinero a las maquinas tragaperras con la esperanza de que le vuelva a tocar el premio. Un día llega a la terrible conclusión de que no solo no ha vuelto a ganar sino que está perdiendo mucho dinero. Pero en su cabeza está el pensamiento que esto va por rachas. Primero se gana, después se pierde para volver a ganar después, por lo que empieza a pedir dinero a sus amigos, 10 € la primera vez, después 40€, después 100€ que va echando y perdiendo uno tras otro en las maquinas.

La familia y los amigos le dicen que se pasa mucho tiempo delante de las maquinas pero él dice que son apreciaciones suyas, que solo echa las vueltas del café. Cuando le pide por decimo quinta vez dinero a su madre, ésta le dice que tiene un problema con las maquinas y él le contesta que puede ser, pero que necesita el dinero para pagar el recibo de la luz y le promete que lo dejará. (Fase de pérdidas). Las deudas están subiendo como la espuma de la cerveza. Su sueldo, es insuficiente para pagar todas las deudas que debe, y su vida se ha reducido a un levantarse, trabajar y perder dinero jugando durante horas a las tragaperras. Sólo deja de jugar cuando ya no tiene más dinero en el bolsillo. Ha acabado sin amigos, hasta el dueño del bar apaga la maquina cuando lo ve entrar pero el sale y se va a otro bar. Está siempre cabreado, con falta de sueño, come poco porque no tiene dinero y en el trabajo ya le han avisado de que cambia de actitud o le despiden. Su vida ya no tiene alicientes, ni más sentido que jugar. (Fase de desesperación).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

;
madrid Centro Sanitario autorizado por la Comunidad de Madrid. Inscrito en el Registro Sanitario con nº CS11625

Log In

create an account

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies