Novedades

Novedades

Segismundo y el suicidio.

Segismundo, después de una semana hablando con sacerdotes, monjes de todo tipo e imanes, sobre la vida y su sentido, se encuentra ahora imbuido en sus más oscuros pensamientos. Está escribiendo al lado de una vela mortecina su última carta, mientras palpa la bala que le quitara su sufrimiento. Bala, que le dará paz y tranquilidad.
Recuerda todas las veces que ha rebasado con mucho la velocidad permitida, el “clic” de la pistola cuando se ha disparado sin bala, los dilemas del testamento…
Súbitamente la puerta se abre dejando entrar la luz del día en la habitación oscura, una niña de 5 años de edad se abalanza sobre él dándole un fuerte abrazo mientras le espeta y grita muy contenta: ¡TIO SEGIII! ¡TIO SEGIII!!! “Gracias por dejarme cuidar de tu canario mientras estas en ese largo viaje. Te enviare una foto todos los días para que veas lo responsable que soy”. Le planta un sonoro beso en la mejilla y sale a la misma velocidad que entró, dejando tras de sí, a un Segismundo sorprendido, una bala rebotando en el suelo y una carta quemándose en la vela.

Para acabar, hay que recordar que a cualquier suicidio hay que prestarle atención, no siendo que se suicide sin querer, y tengamos que vivir con la culpa de no haberle dado la importancia que tenía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

;
madrid Centro Sanitario autorizado por la Comunidad de Madrid. Inscrito en el Registro Sanitario con nº CS11625

Log In

create an account

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies